Nuestra Historia

Existía en los años 50´s un sindicato de agricultores organizado y dirigido por la Curia cuya finalidad era de defender a los trabajadores de sus patronos o finqueros. Años más tarde, el sindicato, abrió el primer almacén con productos agrícolas y víveres de la canasta fa miliar con el fin de ofrecer precios justos y así acabar el negocio de dos o tres personas que mantenían el monopolio por mucho tiempo con utilidades altas. La creación de este almacén fue un gran acierto en su momento en el año 1953, sus administradores, Rafael Cabanzo, Félix Villalba, Inés Gómez y Hermes Velasco lograron posicionarlo y mantenerlo por muchos años.

Con la experiencia del sindicato y con el deseo de ofrecer otros servicios, la Curia Diocesana en el año 1960, reunió 60 personas para hablarles de una novedosa forma de asociación llamada cooperativismo, pero para obtén resultados era necesario capacitar a una persona de la región, quien debía desplazarse al municipio de Zapatoca a recibir durante 3 meses la instrucción, fue elegido el señor Hermes Velasco Vargas. Al llegar de Zapatoca y con la dirección del padre Marco Fidel Reyes se dio comienzo a la creación de una cooperativa de ahorro y crédito; para la creación, se tuvo que realizar una campaña educativa que consistía en divulgar las ventajas que se obtenían asociarse y poder solucionar una gran necesidad como era una entidad financiera pues en el municipio necesita a alguien que prestara esta clase de servicio. La idea fue del agrado de todos los sectores siendo apoyada por los profesores, comerciantes, ganaderos y personas prestantes que entre todos analizaron y vieron la necesidad de tener una entidad financiera donde pudieran guardar la plata y no dejarla debajo del colchón o enterrarla, siendo esta una práctica muy usual para la época. Pero para la fundación de la cooperativa era necesario aportar dinero y dicho aporte fue por valor de $ 3992 pesos, suma dad por 36 personas que quedaron en el registro de nuestros libros contables y quedaran también en el agradecimiento de los 3488 asociados que hoy permanecen en MULTICOOP.

Nombrada la junta y organizada la documentación necesaria, se solicitó al ministerio de trabajo el reconocimiento de la Personería Jurídica , la cual se otorgó el día 28 de octubre de 1962 y en el mismo mes, el día 30, se recibió la autorización para iniciar operaciones.

Durante muchos años se pagó arriendo y pasar de un lugar a otro por falta de recursos, se instaló la primer oficina en la casa dl señor Clemente Arenas, hoy Notaria de Guadalupe, allí funciono durante 3 años, posteriormente se trasladó a la casa de del señor José Socorro Quiroga, en este lugar duró muy poco tiempo, después se trasladó a la casa del señor Bernardino Galvis y por último se logró adquirir la sede propia en la carrera 4, este inmueble a la fecha pertenece a MULTICOOP.